Google y el Adiós a las Fotos de Autor en los Resultados de Búsqueda

Si algo es seguro en el mundo en que vivimos es que Google es un poco inquieto y, de vez en cuando, le gusta jugar con su buscador y la forma en que exhibe sus resultados. Incluso, introduciendo cambios sobre los que tiempo después se echa para atrás.

La autoría de los contenidos se ha vuelto para Google un elemento esencial en su afán de proveer de resultados de mayor calidad y más precisos para sus usuarios. Y, a través del blog de soporte de Google Webmaster Tools, anunció que el “author rich snippet” irá desapareciendo de los resultados de búsqueda. Sin dudas, un cambio que no pasará desapercibido para muchos.

Anteriormente, la promesa de obtener la foto de perfil del autor en los resultados de búsqueda (SERPs) era una de las mayores razones por las cuales registrarse y comenzar a utilizar más activamente Google+. De esta forma, tener vinculados el blog y el perfil en Google+ proporcionaba un claro empuje que, según estudios, podía llegar a aumentar la tasa de clics (CTR) sobre los contenidos hasta un 150%.

Por ello, no es menor el cambio al que se asiste desde hace unos días sobre la manera en que es desplegada la información del autor en los resultados de búsqueda.

Nueva versión del Rich Snippet

Print Actual SERP Google Rich Snippet

Según el propio Google, este cambio se debe a una mejora en la experiencia del usuario mobile y un diseño simplificado para búsquedas desde desktop y dispositivos móviles. Asimismo, según sus experimentos no se observan diferencias aparentes en el comportamiento del usuario entre el anterior snippet que incluía las imágenes de perfil del usuario, y el nuevo que sólo incorpora el nombre del autor y la fecha de publicación.

Así, las fotos de los perfiles de autores han quedado exclusivamente para publicaciones desde Google+ y para el caso de las noticias.

Test SERPs Google Rich Snippet

Lo cierto es, que esta nueva modificación nada cambia (aparentemente) respecto del significado que Google da a la autoría de contenidos. Y quizá la razón de todo este cambio se encuentre en una posible merma en el volumen de clics en los anuncios de Google Adwords; algo que va contra un negocio altamente lucrativo para muchos.

¿Cuál será la verdad en todo esto?

¿Cómo posicionar una Página Web en estos tiempos? El camino hacia páginas perfectamente optimizadas

Posicionar una página en los buscadores es una tarea que si bien nunca fue sencilla de llevar a cabo, es cada vez más compleja.  Por lo menos es así cuando nos referimos a Google; el que cada vez que introduce un cambio, lo hace de modo tal que no pase desapercibido, pero siempre con el mismo objetivo: brindar contenidos de valor para sus usuarios.

Hace unos años la tarea de posicionar un Sitio Web se vinculaba casi estrictamente con elementos directamente vinculados a la página y a su estructura HTML. Sólo hacía falta estudiar el modo en que nuestros usuarios meta realizaban sus consultas al buscador y utilizar palabras claves en nuestros contenidos y links hacia nuestras páginas.

Pero lo que se hacía casi como una práctica diaria cambió, pues Google cambió. Primero, introduciendo un algoritmo con el nombre de “Panda“, el que se concentra sobre los contenidos pobres y malos y busca penalizar – exitosamente – los contenidos duplicados y páginas sobreoptimizadas. Por el año 2011, este cambio trajo fuertes dolores de cabeza para los responsables del posicionamiento en buscadores (SEO – Search Engine Optimization), que debieron dejar su zona de confort y rediseñar sus estrategias.

Google no se detuvo aquí. Además de continuar actualizando su algoritmo Panda, introdujo otro nuevo y aún más poderoso llamado “Pengüin“. Con el mismo, todos los links que se habían generado arduamente (a veces hasta a cambio de dinero) fueron puestos a revisión por esta nueva actualización. Saber si los mismos eran naturalmente generados era su objetivo.

Ya aproximándonos a este tiempo, el último algoritmo de Google salió a la luz. Bajo la denominación “Hummingbird” o colibrí en español, supone el paso más importante dado por el buscador en aras de la calidad de los contenidos que dispone para sus usuarios. La búsqueda semántica (entender con mayor precisión qué buscan los usuarios) fue desde hace años el objetivo de Google.

En resumidas cuentas, estos cambios continuos de Google han hecho que la actividad del SEO, resulte más interesante y desafiante que antes. Por ello, responder a la pregunta de “como posicionar una página Web en estos tiempos” es cada vez más difícil de responder. No existe una única forma de hacerlo; por el contrario, existen más dudas que certezas. Y desde Google sólo existen lineamientos y buenas prácticas para todos aquellos que busquen dar sus primeros pasos en esta actividad.

No obstante, en el mundo profesional del Marketing en Buscadores existen aproximaciones basadas en la experiencia, la prueba y el error; y gracias a la gente de MOZ.com y, específicamente, a Rand Fishkin, contamos con un esquema esencial (en inglés) sobre la arquitectura básica que debe seguir toda página que pretenda ser encontrada, valorada, compartida y tenga el espacio que merece en los resultados de búsqueda.

Optimización Páginas SEO

Optimizando Páginas – Moz.com

Es necesario aclarar que no existe una receta única y validada por Google para posicionar una página. Y tampoco existe la página perfectamente optimizada. Hacer este trabajo en la actualidad requiere ordenar todas las variables y elementos a nuestro alrededor. En este sentido, Rand sugiere los tres pasos siguientes:

  1. Crear una página con un contenido que sea valorado como único por los usuarios que nos interesan.
  2. Si es posible, hacer que la página tenga la capacidad de obtener links y ser compartida naturalmente por si sola.
  3. Balancear las palabras clave objetivo utilizando criterios de usabilidad y experiencia de usuario, pero sin ignorar los elementos críticos como título de página, subtítulos, y contenido del cuerpo de la página.  

Si bien todos los días existen cambios en cuanto al posicionamiento en buscadores se refiere, el modelo que brinda Moz se ha mantenido relativamente estable en estos últimos meses.